domingo, 21 de abril de 2013

Nueva "Ley de Costas 2013", otra anmistía del PP.


Después de la amnistía fiscal del ministro Montoro del PP, pensada para defraudadores ricos, tramposos ricos, insolidarios ricos, mafiosos ricos, delincuentes ricos... Es decir, para ricos que hicieron su riqueza a través de la delincuencia, con trampas y defraudando al Fisco. Esos ricos que, aunque muy patriotas, lo que muchos demuestran votando al PP, el partido más patriota de ¡España!, o dándoles "propinillas", no quieren que sus impuestos se repartan de manera solidaria, según dice la Constitución -distributivamente-, entre los españoles, sus compatriotas, también según dice la Constitución y, a pesar de ser constitucionalistas, según dicen ellos. La Constitución es sagrada -dicen-, pero no comulgan más que en la iglesia de los suyos, la de los patriotas, para la que sus otros compatriotas no cuentan.
En efecto, después de que ese olvido legal de delitos, que extingue la responsabilidad de sus autores -según dice la RAE- y ese regalito que legaliza el patrimonio de los delincuentes defraudadores (pruebe usted, ciudadano de a pie que cobra una nómina mensual, a defraudar: el peso de la ley caerá sobre su triste figura), a cambio de unos ingresos para la Hacienda Pública encaminados a pagar la Deuda, sus intereses y los "pecaditos" de la Banca, el Gobierno del PP nos regala a los españoles que, como patriotas tanto estima, una nueva reforma legislativa.

Se trata de unos pequeños cambios en la Ley de Costas que, en muchos casos,  permitirá a los tramposos, los delincuentes, los mafiosos, los insolidarios y a unos cuantos ricos el olvido legal de sus delitos, que extinguirá la responsabilidad de sus autores. 
Como ha quedado demostrado que una da las causas más evidentes de la actual crisis económica -mucho más "tangible" que la propia crisis del sistema económico capitalista- es y ha sido la sobredependencia de la industria de la construcción -el ladrillo- y la oligarquía de los bancos y cajas de ahorros, el gobierno del PP ha decidido hacer de su capa un sayo y otorgar a unos y a otros libertades y autonomía para seguir mandando en el cortijo y mantener su apoyo, reproduciendo la espiral perversa. Todo para obtener liquidez y tener más para pagar la Deuda, sus intereses y los "pecaditos" de la Banca. Y sus prebendas.
Es evidente que habrá más maniobras similares. Esto es un suma y sigue y ya se sabe quien lo va a pagar: los compatriotas. Los patriotas están anmistiados.

Referencias.-

Informaciones que proporciona El País con la etiqueta "ley de costas".

No hay comentarios: