martes, 15 de febrero de 2011

El concejal y la actriz. Relato de un "patinazo"

Álvaro Ballarín es un señor que se dedica a la política y trabaja como concejal-presidente del distrito de Moncloa en Madrid. El caso es que este señor lleva quejándose desde hace unos días porque dice que quieren desprestigiarle por un asuntillo sin importancia que le relaciona con Cintia Martínez, una joven de 25 años que se prepara para ser actriz, a la que contrató como coodinadora de la programación cultural de invierno de la Junta de distrito.

Algunos malintencionados han descubierto que la chica posó hace tres años para la revista "Interviú" y lo han aireado como arma para criticar al concejal. Y claro, el concejal Ballarín ha tenido que salir a la palestra para explicar que los malpensantes se equivocan.
Que la chica sea joven, guapa y esté bien proporcionada no anula su capacidad como "artista emergente" en el mundo de la creación. Muy al contrario, pués esta "actriz extraordinaria" hizo su trabajo de manera encomiable y con excelentes resultados que agradaron placenteramente al concejal Ballarín.

A pesar de todo esto, y para que quede claro que no hay predilección por nadie, el concejal Ballarín ha recalcado que el trabajo de la actriz Cintia Martínez fue puntual, y aunque la volvería a llamar, su intención es que el puesto rote y que "corra la savia" entre otras nuevas "artistas emergentes" aspirantes.

Según comentó el concejal, a él le quedó muy buen sabor de boca por el trabajo de Cintia. A la actriz no se sabe si también le quedó buen sabor de boca, porque ahora, con el lío formado, parece que que algo se le ha atragantado y se siente muy mal.

Tambien ha dicho Ballarín que alguién se pasó de frenada, no se sabe si refiriéndose a los despiadados informadores que con insidia están cargando las tintas, o bien a él mismo, en cuyo caso podríamos pensar que, dado el cariz del asunto, no sólo se pasó de frenada sino que también debió de dar marcha atrás para evitar sorpresas incómodas, hecho que se pone de manifiesto ante tanta explicación ad hoc para salir al paso.

A tenor de este asunto, resulta curioso comprobar cómo Ballarín arremetía contra Rodríguez Zapatero en enero de 2010 por haber nombrado a González Sinde ministra de Cultura, como una mera maniobra interesada. Decía Ballarín que "el hecho de que el PSOE no tenga interés en la cultura no significa que no tenga intereses". A lo que añadía: "Zapatero no entiende la cultura de otra forma que no sea una foto con los artistas, porque lo único que le importa es ganar elecciones."
Y es que hay que cuidar lo que se dice y lo que se hace porque, a veces, las palabras y los actos se vuelven en contra de quien las pronuncia y los comete.



Video que recoge un embarazoso momento en la carrera de la actriz Cintia Martínez.


Publicar en Facebook

1 comentario:

Anónimo dijo...

Alvaro Ballarín....¿Ex- tertuliano de "Dando caña", Intereconomía TV?