sábado, 20 de febrero de 2010

El dedazo de Aznar: "¡Que os den!"

¡Maldito dedazo!, con su asesor E.T., que mira sorprendido el inesperado gesto de José maría Aznar.

Ya lo conocemos como "el dedazo" de Aznar, ese gran estadista. Todo responde a la conjunción caprichosa de los astros, cuando estos se alinean con la tierra, mirando España, causan desastres y repentinos cambios de carácter en los adalides del bien y en los defensores de la verdad. La realidad y la objetividad nos muestra como los aliados del bien luchan contra el ogro Zampa Tero y sus secuaces. Y algunos "manipulados", que no se enteran, defienden todavía al mounstro. Menos mal que aún quedan defensores del desinformado ciudadano de a pie, desinteresados vengadores del mal que viven altruistamente su batalla contra el enemigo y protegen al pobre y al abnegado trabajador.


¡Maldito dedazo!, apitufado


El caso es que cuando la tierra, el sol y la luna andan alineados porque les da la gana, el mundo se vuelve un poco loco y las nimiedades se magnifican y lo pequeño parece grande y viceversa. Los que buscan la verdad se exceden y acaban por ser los verdugos de una causa sin reos aparentes. Los que campan por su hacienda ufanos, sabiendo la bondad de su apostólica tarea ecuménica, acaban siendo víctimas de sus propios actos, mientras están disfrutando de la rentabilidad misma del hecho en sí. Lo que es lo mismo que decir que les va la marcha, porque así se habla de ellos. A sabiendas de que hay muchos o pocos, según se mire, que no pueden de jar de pensar en ellos, los adalides, por deformación vocacional. Para volverse locos.

¡Maldito dedazo! , apitufado


Todavía algunos defenderán la reacción como un hecho lógico producto de una acción consecuente. Es decir, humana. Es decir, racional. Los gestos groseros, soeces, indignos y de bajeza evidente no parece que alteren la categoría del actor, que se da por supuesta, al margen de lo que haga o diga. Por muy ridículo, risible o miserable que pueda resultar.

Pero la clave de toda esta cuestión narrada en clave que estoy contando está en el desconocimiento de la Astronomía, pues resulta evidente que la conjunción de los astros es el contexto necesario en el que hay que entender todo lo ocurrido. Nadie reparó en la presencia de E.T. entre los asesores acompañantes de Aznar en el momento en el que mostró el dedazo, el dedo corazón o dedo cordial, que llaman. ¿Y cuál era el dedo de asesor E.T. en sus demostraciones de afecto?
Seguramente el dedo de la cordialidad, el dedo del amor, un dedo que ha unido seguramente a muchas personas. Pero, a lo mejor, Aznar no quiso utilizar ese dedo de presumible sospecha en la proyección vicaria de la foto repartida por las agencias y publicada por los periódicos. Quizás él hubiera utilizado el índice o el pulgar, que es más gordito y menos sospechoso. Con toda seguridad el índice, para chivarse, para acusar, para vengarse, para hacer eso que a él tanto le pone como es echar la culpa a los demás. Ese chivato de la clase...., que poco ha cambiado.

Srita, ha sido él, que lo he visto... ¡Maldito dedazo!, apitufado


Fue cosa de los astros. E.T. hubiera utilizado el dedo corazón para amar a la especie humana, nunca para odiarla. Aznar equivocó el gesto, en su bondad única y española. Los que hemos interpretado el ademán simiesco del expresidente honorable como una acción con que ha hecho notar y ha singularizado su mala educación creemos que no es admisible tamaño desprecio a la dignidad de cuantos respetan su presencia en la vida pública y asumen la influencia que sus alocuciones al público nostálgico, en general. No es decoroso que alguien con un pretendido carisma, que se vanagloria de poder insultar sin ser replicado, engañe a E.T. y le traicione utilizando lo que este le ha ensañado para hacer el bien, aplicándolo fraudulentamente para crear desconcierto, malestar, incertidumbre e inquietud. Es decir, para crear mal rollo y luego pillar trozo y parte de la caroña. Muy mal, muy mal. Malditos astros. Maldito E.T., que te ha delatado Aznar. Maldito dedazo.

¡Maldito dedazo! , apitufado


________________________________________________

Publicar en Facebook

No hay comentarios: