domingo, 1 de febrero de 2009

El País y Maldonado




U
n brevísimo apunte para referirme a los malos tiempos que vive la prensa. Especialmente la llamada "prensa seria". Los diarios, en general, y los de referencia en España, como El País, sufren la crisis del sistema en forma de una importante bajada en la facturación por ventas. Inventan entonces colecciones, ofertas y gangas para atraer a los lectores. Y como intuyen que el lector habitual de prensa sigue siendo fiel, y que el desertor es el que busca contenidos fáciles y entretenidos, la línea empresarial se reorienta y apuesta por lo sensacional, por lo fácil y por lo divertido. La letra se hace más grande, el cuerpo de la noticia se dulcifica y las prioridades se combinan entre lo risible y lo serio.
Teniendo en cuenta que la "crisis" de estos tiempos es real y que la quiebra en cualquier empresa dependiente de la bonanza, por otro lado como todas, puede estar presente, es menester "adaptarse o morir". Tenemos el ejemplo reciente de Metro, periódico gratuito que cierra por falta de anunciantes.
He de decir, que la actual crisis económica, crisis del sistema capitalista, es una crisis de sobreexplotación, y especialmente una crisis de DESCONFIANZA de aquellos que más tienen que ganar o que perder en este perverso juego de las finanzas. Ellos son los que juegan con los intereses de los únicos que no pueden decidir. Y, sin embargo, son los que mantendrán, hasta que se sientan nuevamente cómodos en su poltrona, la incertidumbre, la inseguridad y la desconfianza de los que mueven los billetes. Cuando esto se equilibre, recomenzaremos y todo volverá a ser lo mismo. Y nadie se acordará.
Pués bien, todo este preámbulo para comentar la sorpresa hilarante y triste (paradoja lógica) que me produjo leer en la edición web de El País (con tilde en la i, en su nueva cabecera), la dramática historia de José Antonio Maldonado, el hombre del tiempo de Televisión Española, (otro mito, como los hermanos Medina), que se operó para eliminar unas molestas bolsas bajo los ojos y ahora sufre el resultado de una intervención inoperante.
Cualquier lector viejo de El País (o qualquier viejo lector del mismo) jamás habría imaginado leer en sus páginas dicha información. Son los tiempos que cambian, para mal, desde luego. Luego nos preguntamos el porqué de la prensa del corazón, las basurillas en la tele que sólo persiguen la anécdota insubstancial, etc., etc.

"El meteorólogo José Antonio Maldonado, durante muchos años el hombre del tiempo de Televisión Española, está pasando un calvario con sus ojos. El popular presentador reclama 120.000 euros a su cirujano plástico por una supuesta negligencia médica que está obstaculizando seriamente su vida. En concreto, está muy disgustado con el resultado de una operación de blefaroplastia (eliminación de las bolsas de los ojos) a la que fue sometido el año pasado en una clínica privada de Madrid, según fuentes cercanas al popular presentador."
SEGUIR LEYENDO EN EL PAIS.COM

No hay comentarios: