lunes, 24 de noviembre de 2008

El "pelotazo" del AVE no pasa por Guadalajara

¿Sabías...?

¿Sabías que el Ministerio de Fomento del Partido Popular creó y encargó a un organismo autónomo pero dependiente de este Ministerio, el G.I.F. (Gestor de Infraestructuras Ferroviarias), la ejecución de las obras del ave Madrid-Barcelona?

¿Sabías que la principal empresa a quien el G.I.F. adjudicó realizar las multimillonarias obras del AVE Madrid-Lleida es una UTE (unión temporal de empresas) constituida por la empresa Cobra y por una empresa italiana del grupo de Berlusconi?

¿Sabías que esa operación tuvo un comisionista que se embolsó 8.000.000.000 Pts. (Ocho mil millones de pesetas de las de antes), o lo que es lo mismo, 48.000.000 de los actuales euros, por intermediar entre las empresas adjudicatarias y el G.I.F.?



¿Sabías que el nombre de ese comisionista es Alejandro Agag?

¿Sabías que Agag contrajo matrimonio con la hija de Aznar, en el Real Monasterio de El Escorial, en presencia de Berlusconi como invitado de honor, en una ceremonia que puede calificarse también de Real por el protocolo y los gastos derivados para el Estado?
Pues ya lo sabes…
¡El BRAGUETAZO lo dio José María Aznar, no lo dio el yerno!



¿Sabías que el AVE en Guadalajara, no para en Guadalajara capital?

La parada del AVE en Guadalajara está en el pequeño pueblo de Yebes (239 vecinos censados), un municipio que está a 10 minutos en coche de Guadalajara capital, a través de una vieja y tortuosa carretera de carril único aún sin remodelar.

Sabiendo que un tren normal de Guadalajara a Madrid tarda 37 minutos, y que el AVE “sólo” tarda 27 minutos (a pesar de que el billete del AVE vale mucho más), parece claro que nadie de Guadalajara va a ir a Yebes a coger el AVE para ir a Madrid.
Entonces, ¿qué sentido tiene hacer la parada del AVE en Yebes pudiendo hacerla en Guadalajara?

El negocio del AVE
El negocio arranca en 1998 cuando el PP decidió colocar la única estación del AVE Madrid-Lleida, a su paso por Guadalajara, en Yebes.

La decisión favorecía a Fernando Ramírez de Haro Valdés, esposo de Esperanza Aguirre, Conde de Murillo y Grande de España, descendiente directo de Felipe el Hermoso, y a su familia que poseen en este municipio y en sus aledaños miles de hectáreas. Ramírez de Haro y sus hermanos tienen 1.610 hectáreas repartidas en cinco fincas. Se las compraron en 1987 a su madre a cambio de una renta vitalicia anual escasamente superior a seismil euros (un millón de pesetas). El precio de este suelo rústico, que aún no había sido recalificado, valía entonces en torno a los seis millones de euros (1.000 millones de pesetas).


El importante desarrollo urbanístico que la zona experimentó por la llegada del AVE multiplicó esa cantidad, en la ya conocida y siempre fructífera maniobra especulativa.
Pero la más beneficiada de estas revalorizaciones es la tía del marido de Esperanza Aguirre, Teresa Micaela Valdés. Los andenes de la estación del AVE han ido a parar a sus tierras. Después de las pertinentes expropiaciones de Fomento, ella ha decidió construir una urbanización, Valdeluz, de más de 9.000 viviendas. Los terrenos de esta urbe en Yebes, más conocida como “Avelandia” fueron recalificados en 2001.



Valdeluz es el proyecto estrella del Grupo Reyal. Y dentro de Valdeluz, ciudad fantasma , la joya de la corona será un campo de golf de 18 hoyos con algunos chalés diseminados en su césped. Un campo de golf que estará listo en julio próximo, que no pertenecerá a un club privado de socios y que, por tanto, podría atraer a muchos aficionados madrileños. Para explotarlo, El Arverjal ha creado una empresa con Reyal que se llama Golf de Valdeluz.

Teresa Micaela Valdés le otorga a estas tierras un valor de más de 48 millones de euros (8.000 millones de pesetas). Curiosamente, el arquitecto municipal de Yebes es Jaime de Grandes, hermano de Luís de Grandes, diputado del PP, y de Lorenzo de Grandes, jefe de prensa de la Asamblea de Madrid. Qué casualidad, ¿no?

El AVE sin viajeros
Las cifras de Renfe en el 2005 demuestran que apenas se utilizó la nueva estación. Entre enero y octubre de ese año sólo hubo 135 pasajeros de Atocha a Guadalajara-Yebes (así se llama el apeadero) y 94 en sentido inverso.


Valdeluz cuenta con una estación de AVE. Los vecinos se quejan de que cuando compraron sus viviendas se les prometió que habría lanzaderas con destino a Atocha (Madrid) cada media hora. Pero no los hay. Según datos de Renfe, el AVE que para en Valdeluz tiene una media de sólo diez viajeros al día. Al igual que no se abren comercios en Valdeluz porque no hay gente suficiente, Renfe sostiene que no habrá lanzaderas si no hay viajeros. 'No se descarta que exista en el futuro, pero ahora no hay demanda', dicen.

En Guadalajara es posible utilizar los trenes de Cercanías para plantarse en Atocha en 56 minutos. El precio de ida y vuelta es de 3,8 euros y hay cuatro trenes a la hora entre las cinco de la mañana y las 11 de la noche. Un total de 12.000 viajeros hacen al día el trayecto Guadalajara Madrid en Cercanías. El precio de un viaje en AVE desde la estación de Yebes (Valdeluz) de ida y vuelta a Madrid es de 25,9 euros. Entre las 8.35 horas y las 12 salen tres trenes a la hora con destino la estación de Atocha y después la periodicidad va disminuyendo. Para llegar a la estación los habitantes de Valdeluz, la población más cercana a ella, deben ir en coche.

Relacionado:

La sospechosa ubicación de las estaciones del AVE (El Diario, 27/01/2013)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Caray, no sabia todas estas cosas, aunque si algunas.
Me parece genial tu documentacion!

Enrique Fidel dijo...

Pués sí. Y más cosas que no salen a la luz. Los entresijos del poder y los tentáculos de quienens lo detentan poco saben de ética. Sólo la ambición conduce sus prácticas.
Saludos.