martes, 22 de julio de 2008

Mimetismos


Hay ocasiones en las que la vista nos engaña creando ilusiones ópticas. Realidades que no son tales, aunque a nosotros nos lo parezcan. En otros casos la realidad intenta engañar a la vista. Aunque no siempre lo consiga.
En este caso, un infatigable vecino de Madrid, en su afán por no crear con su aparato de aire acondicionado un impacto visual desagradable a los viandantes, o quizás por no contravenir a la comunidad de propietarios, se ha propuesto engañar a nuestros ojos, queriendo darnos la impresión de que lo que estamos viendo adosado a la fachada del edificio, en realidad no es lo que creemos ver. Vamos, que no hay nada. Exquisito refinamiento popular.
La foto se tomó en una calle del barrio de Prosperidad en Junio de 2008.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Guai!

Alfredo dijo...

Ja! El hombre tuvo buena intención, pero el resultado deja bastante que desear.

Enrique Fidel dijo...

Hola Alfredo. Cuánto tiempo.
Como ves le dedico poco tiempo al blog. Últimamente estoy más volcado en este otro URBAN IDADE.
Pásate por ahí y a ver qué tal.
Un saludo.
Enrique.