domingo, 22 de junio de 2008

Esta bolsa no es un juguete.

Hay que evitar que los niños jueguen dentro de las bolsas de plástico. Como en todos los espacios confinados, cuanto más reducidos son y más gente entra, el oxígeno escasea. Lo dicen los sabios consejos de la autoridad competente.






Aunque, a lo mejor ésta sea demasiado pequeña…





2 comentarios:

Juanjo dijo...

Entiendo que haces mofa de esa nota pero hay cosas que no has tenido en cuenta.

Nunca algo es demasiado pequeño, salvo la imaginación. Y de eso los niños tienen mucha, y bien podrían meter una mascota o cachorrito en la bolsa y asfixiarlo.

Enrique Fidel dijo...

También es verdad, Juanjo.