martes, 18 de septiembre de 2007

Madrid, dos viejos frontones

Del mantenimiento del patrimonio arquitectónico de las ciudades se ocupan las instituciones creadas para el caso y los arquitectos que elaboran el peritaje técnico que sirve de base para la protección y cuidado de las obras a proteger. Muchas veces, demasiadas veces, ocurre que aquellos bajo cuyo amparo se encuentran los edificios y construcciones a preservar, hacen la vista gorda o se entregan a la maquinación sospechosa y mediante ardides y tretas nada honorables consiguen que creaciones de gran valor estético, técnico e histórico desaparezcan y se pierdan en el olvido. Tal es el caso de los dos ejemplos que propongo. Se trata de dos frontones de juego de pelota, de cuando la pelota era en España un juego que generaba gran interés. De la existencia del primero sólo quedan breves reseñas periodísticas, algunas fotografías y la memoria del proyecto. Del segundo, si nadie lo remedia, pronto habrá que decir lo mismo.



Frontón Recoletos

El Frontón Recoletos, construido en 1935 en la calle Villanueva de Madrid, constituyó en su día uno de los diseños más sobresalientes del ingeniero Eduardo Torroja y fue llevado a la práctica en colaboración con el arquitecto Secundino Zuazo.
Durante la guerra, el edificio sufrió varios impactos directos que abrieron agujeros en la cubierta, asimismo el efecto de las fuertes vibraciones de los bombardeos provocaron deslizamientos que ocasionaron el pandeo y agrietamiento de la misma. Al no poder ser reparados los daños en aquellos momentos se produjo la ruina con un hundimiento parcial. En 1942 Torroja presentó un estudio, publicado por la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, sobre las causas técnicas del hundimiento y de las obras que serían necesarias para poner nuevamente en servicio el edificio, sin embargo el mal estado de la obra impidió su realización antes de producirse el hundimiento total. En 1973 se llevó a cabo la demolición total del edificio del frontón y en la actualidad se levanta un bloque de viviendas en su lugar.
(Texto copiado de Wikipedia: Frontón Recoletos)


Dos imágenes del Frontón Recoletos, de 1935, construido por Eduardo Torroja y Secundino Zuazo.





Frontón Beti-Jai

De construcción anterior al Recoletos, el Frontón Beti-Jai (o lo que queda de él) en el momento actual es una auténtica ruina. Se encuentra en la calle Marqués de Riscal número 7, en pleno barrio de Chamberí y ocupa una superficie de 14.000 m². Fue construido en 1893 por el arquitecto Joaquín Rucoba (1844-1919), autor del Teatro Arriaga de Bilbao y de la plaza de toros de Málaga. Se trata del último frontón de estilo neomudéjar que queda en pie.

Todavía son visibles , aunque muy maltratados, la planta de su cancha, la traza de sus graderíos, algunas tribunas y muchos de los forjados decorados, los cuatro pisos de balconadas ceñidas por barandillas de laboriosa fundición y numerosas tipologías ornamentales de gran originalidad como columnas de hierro, nervaduras roblonadas, engarzadas mediante atornillamientos, etc. Permaneció en uso hasta 1919, en que el fútbol comenzó a desplazar el juego de pelota entre las aficiones del público madrileño, que contaba con otros 18 frontones más donde se realizaban apuestas. Durante la Guerra Civil fue comisaría policial, y en la posguerra, paraje donde ensayaban las bandas de cornetas de Falange. Luego, una de sus alas fue utilizada muchos años como taller de reparaciones de la firma francesa Citroën.

En la actualidad pertenece a la sociedad inmobiliaria Aguirene. Su anterior propietaria fue la sociedad Frontón Jai-Alai, SL, que lo adquirió mediante el pago de de 2,3 millones de euros (385 millones de pesetas) a PSA Citroën, que tenía instalado enuna de sus alas un taller. Esta sociedad donostiarra, propietaria de varios frontones en el País Vasco, tenía la intención de rehabilitar el frontón y consiguió hacerse con el Beti-Jai por un precio relativamente bajo, dada la protección del inmueble, que sólo permitía un uso deportivo. Finalmente esta empresa fue absorvida por Aguirene y el panorama ha dado un giro.
Entre los proyectos que hasta 2006 se han barajado para la recuperación del edificio el más notable ha sido su transformación en hotel (de lujo, por supuesto) previa descatalogación de su nivel de protección. Fracasado, de momento, este proyecto, el Frontón Beti-Jai de Madrid mantiene su catalogación como Bien de Interés Cultural y sigue pendiente de algún plan para su rehabilitación. El futuro del edificio depende en estos momentos de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid sin que éste organismo actúe de momento.



Estado actual del Frontón Beti-Jai, construido en 1893.




POSDATA
19/9/07

E
l comentario de Alfredo acerca del antiguo Frontón Madrid, en la Calle del Doctor Cortezo, el cual desconocía, hizo que buscase en Google (si no está en Google no existe) alguna referencia. Sólo encontre una breve nota en El País, fechada en 2002. Ignoro cúal habrá sido el desenlace de la historia, aunque imagino que algo pasaría. Si se trata del número 10 de la calle del Doctor Cortezo, creo que el edificio que lo ocupa está vacío en la actualidad y pendiente de la realización de alguna intervención. Bien podría tratarse del antiguo Frontón Madrid.

_____________________________________________________________

El Ayuntamiento autoriza la construcción de un hotel en un viejo frontón protegido


AZUCENA CRIADO - Madrid
EL PAÍS - Madrid - 13-02-2002

El antiguo frontón Madrid, en la calle del Doctor Cortezo, entre las plazas de Tirso de Molina y Jacinto Benavente, será reconvertido en hotel. La Comisión de Urbanismo aprobó ayer el cambio de uso del inmueble, incluido en el Catálogo de Elementos Protegidos con el máximo nivel de protección (estructural). Matilde Fernández, portavoz del PSOE, denunció que se pierde con ello una de las pocas dotaciones de uso deportivo que hay en Centro, y recordó que el Ayuntamiento podía expropiarlo. Pero Ignacio del Río, edil de Urbanismo, argumentó que eso habría costado demasiado: 900 millones de pesetas.

____________________________________________________________________

Calle del Doctor Cortezo, 10 (Madrid)




Referencias.-

Wikipedia: Frontón Recoletos

Diagonal WEB : Frontón Beti-Jai (2006)

¿POR QUÉ NO NOS HACEMOS CON EL “BETI JAI”?

Operación " Salvar el Beti Jai de Madrid" -Diario de Navarra.es (2006)

3 comentarios:

Alfredo dijo...

En la calle Doctor Cortezo existe otro frontón histórico en ruinas, el antiguo Frontón Madrid. Creo que el ayuntamiento ha autorizado su recalificación para construir otro hotel (de lujo, supongo).

Enrique Fidel dijo...

En efecto, existía o existe en Madrid otro frontón que desconocía. He añadido en la entrada una posdata que hace referencia a tu apunte. Gracias por la información.
Un saludo.

Alfredo dijo...

Ese es, ese es. Yo lo conocí en funcionamiento: Cuando era niño, mi padre me llevó una vez a ver allí una velada de boxeo. Y creo que en los años 80 hacían conciertos de rock. Por fuera resulta feo, pero creo recordar un interior bastante curioso.