miércoles, 25 de abril de 2007

Colonia San Cristóbal - EMT (1948-1949)
Paseo de la Castellana de Madrid

En 1948 se proyecta la prolongación de la Avenida del Generalísimo y surge la Colonia San Cristóbal (1948-1949), resultado de la colaboración entre el Patronato Municipal de la Vivienda y la Empresa Municipal de Transportes de Madrid, que por aquel entonces instalaba las cocheras de sus autobuses justo en frente de las casas. Con el objetivo de facilitar viviendas asequibles a los empleados de la Empresa EMT, se encarga el proyecto al arquitecto (urbanista comprometido con la República y luego uno de los autores del modelo arquitectónico del primer franquismo, a pesar de haber soportado un largo exilio como castigo a su republicanismo) Secundino Zuazo, que utiliza la bóveda tabicada y el ladrillo en este curioso conjunto de casas baratas de los años 40.
La Colonia se encuentra delimitada por el Paseo de la Castellana desde el número 290, la calle Manuel Caldeiro, la calle Viejas y la calle de Mauricio Legendre, donde se sitúan las cocheras de la EMT de Madrid. Se compone de 22 bloques repartidos en tres filas de siete, siete y ocho edificios respectivamente, cuya característica visual más notable son las arcadas que presiden todas las fachadas anteriores. Entre las filas se reservó espacio suficiente para que fuera posible dedicarlo a zona ajardinada, lo que le dió a este conjunto cierto recogimiento, y un aspecto abierto y agradable en relación con el tráfico de la Castellana y el trasiego de autobuses de la calle Mauricio Legendre.





Colonia San Cristóbal (1948-1949), resultado de la colaboración entre el Patronato Municipal de la Vivienda y la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT), que por aquel entonces instalaba las cocheras de sus autobuses justo en frente de las casas (en la foto se aprecia una larga fila de autobuses aparcados en un solar, delante de la colonia).


El 27 de septiembre de 1977 se constituyó la Asociación de Vecinos San Cristóbal cuyas acciones reivindicativas en defensa de su barrio a finales de los años 80, fueron recogidas por la prensa de la época. Así, por ejemplo, forzaron a la inmobiliaria DARSA a rebajar el precio de unos pisos que se querían vender a precios de mercado libre cuando se habían construido con subvenciones oficiales. También se enfrentaron al grupo kuwaití KIO, al Banco Central y a los Albertos, con la intención de paralizar el polémico proyecto de construcción de las dos torres de 27 plantas en la plaza de Castilla, conocidas como torres KIO.
Cuando, en 1988, llegaron a la asociación los primeros rumores de que en los dos solares que bordeaban la plaza de Castilla se querían construir dos enormes torres y un hotel de lujo, los vecinos se extrañaron y defendieron tozudamente las irregularidades jurídicas que permitían la edificabilidad de la zona, solicitando la construcción de equipamientos colectivos. Movilizaron al barrio para obligar a paralizar el proyecto, pero finalmente éste siguió adelante.





Con el paso de los años el grupo de San Cristóbal ha quedado fagocitado por un área en creciente expansión urbana de "gran altura" -con las nuevas torres "Madrid-Arena"-, que lo empequeñecen y por un galimatías de carreteras que se despliegan amenazadoramente frente a él. Corren nuevos tiempos.



Referencias.-

Plan Bidagor 1941-1946
Plan General de Ordenación de Madrid
Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes,
Comunidad de Madrid, 2003


Sambricio, Carlos
Madrid, Vivienda y Urbanismo 1900-1960
Akal Arquitectura
Madrid, 2004

2 comentarios:

Cris dijo...

Y se van a comer unos atascos para llegar a casa que van a acabar quemando el coche y las torres...

Enrique Fidel dijo...

Supongo que la Colonia tendrá algún tipo especial de protección, porque si no ya las habrían derribado. Ahora, que los que viven ahí, posiblemente acaben por irse de motu proprio debido a lo incómodo del lugar. No obstante, en unas parcelas que quedaron vacías trás algunos derribos de casas viejas, se han construido viviendas nuevas, de lujo, claro.