sábado, 3 de marzo de 2007

Los necios y la lógica

Cuando la necedad se alía con más necedad y más tarde se disfraza de razón, el necio argumenta su verdad con los ropajes del cinismo y de la afirmación falaz, difundiendo precipitadamente acusaciones a diestro y siniestro, descalificando, insultando, desacreditando, dañando, vilipendiando a todo aquel que no comulga con su credo. Haciendo demagogia maniqueista: en España sólo hay buenos y malos. Un desprecio a la inteligencia.

El sofisma tendencioso es una de los principales instrumentos dialécticos de los nuevos fariseos.

Para argumentar con razón, las premisas deben ser ciertas. La correcta argumentación llevará a la conclusión que, por su evidencia, será demostrable.

El sofisma es una argumentación incorrecta, realizada con la intención de engañar. Es una argumentación falsa, por la falsedad de las premisas, que por un defecto lógico oculto y malintencionado conduce a la falsedad y a la mentira bajo la apariencia de verdad.

Esa es la única verdad de los necios: la necedad de sus mentiras.

No hay comentarios: