sábado, 31 de marzo de 2007

En Madrid, cada día más golfos...

Esta semana la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, del PP, inaguraba dos nuevos recintos deportivos para la práctica del golf en la Comunidad.
Por una parte, el nuevo Centro de Tecnificación de Golf, situado en el Parque Deportivo Puerta de Hierro y adscrito al Instituto Madrileño del Deporte y Esparcimiento (IMDER).
Y en el barrio de Chamberí de Madrid, un mini campo de prácticas de golf con 100 puestos de tiro, nueve hoyos y césped artificial sobre el tercer depósito de agua del Canal de Isabel II, que ocupa más de la mitad de los 12.000 metros cuadrados de las instalaciones.


Campo de golf recién inagurado en el barrio de Chamberí


En 2003, el Gobierno regional presidido entonces por Alberto Ruiz-Gallardón prometió un parque público en el distrito, que cuenta con más de 150.000 vecinos y escasas zonas verdes. Ya en el Ayuntamiento, Ruiz-Gallardón denunció al Canal de Isabel II por incluir en su proyecto de urbanización el campo de golf sobre el antiguo depósito de agua, pero la Comunidad evitó que pararan el proyecto al declararlo de "interés general" para los madrileños.
Mientras Rafael Simancas, del PSOE, afirmaba que se trataba de un proyecto "para pijos", Aguirre destacaba la importancia del golf como "uno de los deportes con mayor demanda en la región y primer deporte por número de federados en Madrid, con 73.450". "Fruto de este creciente interés de los madrileños por el golf surgió la necesidad de dotar a los jugadores de instalaciones adecuadas para practicarlo", aseguró la presidenta Aguirre.
Por su parte, la presidenta de la Federación Española de Golf, Emma Villacieros, que acompañó a Aguirre en la inauguración, recordó indignada a Simancas que el golf “es el primer deporte de la Comunidad de Madrid en número de licencias, con más de 84.000” -¡Atención, no hay acuerdo en las cifras!-. A más golfistas, más campos de golf y viceversa, sin pararse a pensar en la sequía que afecta a España y a Madrid, cuyo Gobierno regional ha tenido que eliminar el riego de parques en verano por la falta de agua.



Esquema del campo de golf recién inagurado en el barrio de Chamberí


El caso es que a 1 de enero de 2006, la Real Federación Española de Golf constataba la existencia en nuestro país de 308 campos de golf.
Apenas unos diez meses después, la cifra se sitúa ya en 324, un ritmo de construcción muy alto para dar servicio a un deporte con 297.029 federados, apenas un 0,6% de la población española.
Curiosamente, la mayoría de estos paraísos verdes (65%) se ubican en comunidades que el Observatorio para la Sostenibilidad de España ha calificado como de alto o muy alto riesgo de desertificación: Andalucía (93), Cataluña (42), Comunidad Valenciana (23), Islas Baleares (23) e Islas Canarias (19).
Cada campo de golf, por término medio consume cada año 700.000 m3 de agua (en muchos casos potable y no siempre reciclada), según un informe de Greenpeace, lo que equivale al consumo anual de una población de 15.000 personas.

No hay comentarios: