martes, 6 de febrero de 2007

Pescanova, el PP, la Xunta de Galicia y la UE


Cabo Touriñán, espacio natural protegido

A
yer lunes el director de política externa y mercados de la dirección general de Pesca de la UE aseguró que la institución habría intervenido si la Xunta no hubiera denegado la instalación de la planta acuícola que Pescanova pretendía en Cabo Touriñán por pertenecer a espacios de Red Natura.
A pesar del rechazo expuesto por la Xunta de Galicia a las pretensiones de expansión de Pescanova en el espacio protegido, la empresa dijo estar dispuesta a rehacer su plan de inversiones si la Xunta levantaba la prohibición y a hacerlo conjuntamente con sus planes en Portugal , en el municipio de Mira, donde la planta fue declarada institucionalmente "de interés nacional" y que ha supuesto la modificación de la ley de incentivos a la acuicultura.


Por su parte, el paladín de la oposición del PP de Galicia, Núñez Feijoo no ha dejado de criticar la política de la Xunta en acuicultura con motivo de este caso: "La ecología empieza por las personas" (¿?)- ha dicho. Esta insidia política se suma a las "amenazas" de la empresa Pescanova que anunció que no llevará a cabo nuevas inversiones de acuicultura en Galicia mientras la Xunta no ponga en marcha un plan sectorial adecuado -a sus intereses- para el desarrollo de esta labor en la comunidad. Esta decisión afecta a los proyectos de Xove y Ribadeo, dos de los tres que la empresa gallega tenía previstos en la costa de Lugo y que eran los alternativos que ofrecía la propia Xunta para compensar la paralización de la planta en Cabo Touriñán.
Así se lo comunicó Pescanova a la Comisión Nacional del Mercado de Valores el pasado 18 de enero.
La declaración de la UE no hace sino confirmar el tino en la actuación de la Xunta.

No hay comentarios: