viernes, 23 de febrero de 2007

Ferrol (La Coruña) y la memoria histórica


"La estatua ferrolana del general Franco la diseñó Federico Coullaut-Valera Mendigutia. El modelo fue una portada del diario Abc del 3 de abril de 1945. Aquel año y por primera y única vez en la tradición de los desfiles de la Victoria, Franco había pasado revista a las tropas, montado a caballo. La estatuta, de más de seis metros, se fundió en 1967 en los hornos de Bazán. Siempre estuvo en la plaza de España."
Arcadi Espada



Plaza de España de Ferrol, 1960



Plaza de España de Ferrol, 1970 (Fografía de Photospain)




Recordando la reciente memoria histórica, un blog publica la relación nominal de ejecutados en la comarca de Ferrol por orden cronológico (1936-1939). Fueron muchos los represaliados durante los años que duró la guerra civil española. Y con toda seguridad muchos más los amedrentados por el régimen impuesto por el bando vencedor. Es llamativo ver como la fiereza del odio y la venganza también se cebó en la propia cuna del Franciscol Franco, Ferrol.



Casa natal de Franco, en el barrio de la Magdalena (Ferrol)


El destino hizo que durante más de treinta años una descomunal estatua del dictador presidiera la entrada principal a la ciudad. En 2002 se retiró de su emplazamiento, pero aún sigue en pié, en el Arsenal de Ferrol, donde se encuentran los astilleros de Navantía -a la vista de todo aquel que acceda a las instalaciones militares-, en espera de una decisión que nadie parece querer tomar. Es la sombra del pasado, que todavía da miedo y mueve las entrañas.
Por eso es necesaria una ley de la memoria histórica que articule y libere de los fantasmas a todas las personas que han sufrido las consecuencias de la guerra y propicie la desaparición de los rencores, posibilitando, no olvidar el pasado, pero sí mantenerlo vivo en una convivencia mucho más sosegada, respetuosa y amable para todos.




No hay comentarios: