jueves, 22 de febrero de 2007

Abogado


El defensor de Jamal Zougam, primer detenido en los atentados del 11-M, es un abogado que sostiene la tesis de la autoría de ETA. Como Jamal Zougam no podía pagar a su anterior abogado, el nuevo, que no es el de oficio, lo hace gratis o alguien le paga.
La pregunta es cómo Zougam puede ahora pagar a un letrado de pago y antes no. Eso sí, lo que queda claro es que el cambio del abogado ha significado un giro radical en su defensa. Mientras Mateo Seguí, su anterior abogado de pago, dijo que Zugam jamás habló de ETA o del CNI, tras la llegada de J. L. Abascal, el nuevo, el acusado concedió una entrevista a El Mundo en la que afirmó que le implicaron en el 11-M por negarse a trabajar para el servicio de inteligencia, el CNI: la misma tesis que ahora mantiene el acusado.
J. L. Abascal, el nuevo, busca la confusión de la opinión pública. Y por eso intentó colar una prueba falsa para inculpar a ETA.
¿Quién le paga?

No hay comentarios: