domingo, 7 de enero de 2007

La extrema derecha se llama AVT


Españoles defienden España


En España, la extrema derecha "de toda la vida" a la que el PP le parecía un partido de "blandos" se reagrupa y éstos, aprovechando la ocasión de ampliar su electorado, les facilitan la labor de unificarse a través de la AVT.
El último domingo de 2006, la minoritaria asociación de víctimas del terrorismo AVT (representa sólo al 18% de los afectados) se mostraba ufana y satisfecha con el atentado de ETA. En esta ocasión, lo de menos eran los muertos, no sólo porque significaban el complemento ideal para reforzar sus actuaciones populares, sino porque además no eran españoles, eran ecuatorianos. "¡España para los españoles!" -se les oye decir, voz en grito, en sus sesudas reflexiones. “11-M, queremos la verdad”, “Gobierno traidor”, “Televisión, manipulación” y “Fuera Televisión Española” son las consignas coreadas, junto a las de "¡Zapatero, asesino!", “Zapatero, dimisión" y "Montilla, traidor".



"ETA-Zapatero.
Quien está detrás del 11-M"
¿Pregunta o afirmación?

La AVT no se adhirió a la manifestación convocada por un colectivo de ecuatorianos y los sindicatos UGT y CCOO con apoyo de PSOE e Izquierda Unida (IU) contra el terrorismo de ETA. Lo manifestó en un comunicado público, señalando que no podía adherirse, por ahora, a tal iniciativa. Sin embargo, sí recomiendan la asistencia a la concentración de los Peones Negros del día 11 de enero.

Francisco José Alcaraz, su presidente, no está teniendo una actuación estelar, ya que tampoco ha tenido un momento para saludar y solidarizarse con el afiliado socialista Eduardo Madina, víctima del terrorismo de ETA. Sin embargo, le han sobrado las ocasiones para saludar con solemnidad al peligroso convicto por intento de asesinato de la extremísima-ultra-derecha Ricardo Sainz de Ynestrillas. Pura pantomima cruel, amargada y cargada de rencor y resentimiento enfermizo.

Las representaciones de la AVT están diseñadas a modo de revancha del 11-M, por lo que la asociación entiende que fue el "robo" de su hegemonía de clase y designio divino -por la gracia de Dios-. Y su escenificación se manifiesta claramente con el contenido y las alusiones de las pancartas esgrimidas en sus reuniones callejeras.
El PP ha gozado con el fracaso del proceso de paz de Zapatero y el gobierno del PSOE. Qué gran fiasco para el PP si se hubiera logrado la paz. Con tan poderosa hazaña, los socialistas se habrían lucido por los cuatro puntos cardinales del orbe entero, ¡horror! Habría sido un descalabro generalizado para la derecha recalcitrante de este país. El PP, aprovecha y traslada a la ATV su método y pone en boca del monigote articulado de Francisco José Alcaraz sus propias palabras. Los encuentros callejeros de los miembros y simpatizantes de la ATV están respaldados e impulsados por el PP. Y a éstos se les une la disgregada extrema derecha y el cada vez más exiguo grupo de jubilados nostálgicos del régimen totalitario. Se suman a la bronca, insultando, berreando, vomitando sus odios y frustraciones personales, pidiendo que rueden cabezas -en sentido literal-, "ladrando su rencor por las esquinas",...etcétera. Esa es la derecha española. La que defiende el PP. Y ese es el modelo de convivencia que tanto y tan alto cacarean desde los púlpitos mediáticos sus adalides y guionistas ideológicos... "¿Has oido lo que ha dicho esta mañana Federico?" -dicen que le preguntó Zaplana a un compañero de partido en los pasillos del Congeso. "Esta tarde lo suelto..." -añadió. "Pues como dice Pedrojota, -apostilló el compañero-, ha sido ETA...".

No hay comentarios: