miércoles, 3 de enero de 2007

Galicia y la protección medioambiental

La Federación Gallega de Municipios y Provincias (FGMP) ha dejado bien claro quien manda en Galicia. Emilio Pérez Touriño y su gobierno mixto PSG-BNG desde luego que no.
El anteproyecto de la ley de medidas urgentes de ordenación del territorio que nació con vocación proteccionista y medoambientalista, transcurridos tres días del nuevo 2007 ha cambiado su rumbo y ahora es sólo una caricatura y un proyecto de burla. El miedo a los incendios y los buenos propósitos para evitarlos se han disipado ante los intereses caciquiles de los amos del lugar. Los mismos intereses, que a este paso, conseguirán que siga siendo lícito construir a pie de playa.

La paralización de las construcciones a menos de 500 metros del mar contará con un horizonte temporal: dos años, contados a partir de que entre en vigor la futura ley de medidas urgentes de ordenación del territorio.
La suspensión cautelar en la franja de 500 metros afecta a todos los suelos no consolidados o urbanizables de los ayuntamientos que no han adaptado su planeamiento a la Ley del Suelo.


El País



No hay comentarios: