miércoles, 24 de enero de 2007

Contaminadores descontaminadores


Resulta paradójico que diez de las empresas norteamericanas más contaminantes del mundo se hayan aliado para solicitar al gobierno de Bush que legisle para que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyan de aquí a 2050.
La Sociedad Estadounidense de Acción sobre el Clima (US-CAP), que así se han hecho llamar, aboga por la intervención del Gobierno USA para frenar las emisiones contaminantes , de las que EE.UU es el principal responsable.

Entre los firmantes de US-CAP figuran los presidentes de Alcoa Inc., fabricante de aluminio; BP America Inc., una de las principales empresas petroleras; DuPont Co., una de las firmas químicasde mayor peso mundial; Caterpillar Inc., dedicada a la manufactura de maquinaria pesada; General Electric Co. una de las más importantes compañías de artículos electrodomésticos del mundo, y Duke Energy Corp. dedicada a la energía.

El presidente Bush se ha opuesto hasta ahora a limitar las emisiones porque considera que perjudicaría a la economía de los EE.UU Los miembros de US-CAP opinan lo contrario y solicitan la urgente intervención.
La realidad apunta a que al no haber suscrito el Protocolo de Kioto EE.UU., las empresas dedicadas a las energías no renovables se están quedando rezagadas respecto a sus competidoras de Europa y Asia en cuanto al desarrollo de tecnologías nuclear y eólica, principalmente, lo que ha suscitado temores fundados de posibles problemas de competitividad y pérdida de ganancias a medio plazo.

En 2006 el Political Economy Research Institute (PERI) presentó un informe titulado "Las 100 empresas de EE.UU más contaminantes". El documento muestra cuáles son las empresas más contaminantes de los Estados Unidos. Las mediciones no sólo indican cuánto contaminan, sino cuáles son las más tóxicas y en qué medida afectan a la salud de la población. La"lista negra" la encabezan E.I. DuPont de Nemours & Co., US Steel, ConocoPhillips, General Electric, e Eastman-Kodak.

Las empresas que figuran entra las 100 más contaminantes también aparecen en los catálogos de "Fortune 500", "Forbes 500," y "Standard & Poor's 500", por ser las más grandes y ricas del país. Curiosamente, algunas de las éstas, son las mismas que ahora desean fervientemente salvar al planeta del calentamiento global al que está sometido por su causa. Y no lo hacen por remordimiento o por toma de conciencia tardía. Ahora atisban el declive de su negocio y buscan nuevas fórmulas que les permitan seguir ganando, aunque sea poniéndose la piel de cordero.

No hay comentarios: