lunes, 11 de diciembre de 2006

Expiró la Bestia

Se fue la Bestia, uno de los individuos más atrozmente crueles que ha dado el planeta. Se ha ido con su arrogancia natural y haciendo una mueca de sorna, contentillo por lo que hizo y por lo que no fueron capaces de hacerle: justicia. Sólo un juez campeador con ambición de pasar a la historia de los insignes, osó saltar la barrera y por vez primera llamó al monstruo ante los tribunales en un magnífico golpe de efecto que nadie esperaba. Luego le siguieron otros.
Ha muerto el despreciable asesino que se jactaba de sus crímenes y amenazaba con chuleria y desprecio a todo aquel que se opusiese a su regimen político de terror y odio. Ha dejado miles de víctimas en Chile y repartidas por todo el mundo, unas muertas y otras vivas. Los vivos ya no pertenecen más a su mundo. Con los muertos se ha encontrado cara a cara en su nueva morada. Allí sí se le hará justicia y seguro que pierde su cara de satisfacción y esa sonrisita campechana de abuelo bondadoso que tan buenos resultados la dió en los últimos tiempos...

No hay comentarios: