sábado, 21 de octubre de 2006

El extraño caso del boli de Aznar


Un misterioso caso tiene en vilo a la opinión pública española. Este misterio, al que nadie encuentra una explicación plausible, envuelve a José María Aznar, ideólogo oscuro y hombre fuerte en la sombra del PP, y a Marta Nebot, reportera intrépida de un programa de Cuatro.
Según parece, cuando la periodísta le espetó una incómoda pregunta al esquivo Aznar, éste orgánica y espontaneamente le depositó un boli entre las tetas. ¿Por qué lo hizo?
Miles, millones, han sido los comentarios que este momentazo está suscitando y muchas más las críticas, sin que por este motivo José Mari se arredre ante el enemigo. Para unos es un machista irredento, un chulo sin miramientos, para otros. Sus familiares y amigos dicen que fue un gesto espontaneo digno de un padre de familia católico y respetuoso. El caso es que a Marta, parte protagonista del episodio no le hizo mucha gracia. Hasta el gobierno le ha pedido pública explicación.

Sin embargo, yo tengo una teoría, que bien pudiera servir de explicación. ¿Alguien ha reparado en el espectacular parecido físico entre la reportera y Anita Aznar, la hija de Jose Mari?
Yo creo que Aznar, conocido entre sus íntimos por su espontaneo, sarcástico y vitriólico humor, ha actuado de buena fe. Tal vez le haya traicionado un poquito el subconsciente al ver a Marta, idéntica a su hija. Quizá pensase que era ella y se comportase como habitualmente lo hace en su entorno familiar. Quiero decir, seguro que a Anita también le metía el boli entre las tetas. De ser ésto así, el asunto perdería mucho del hierro que tiene, los ánimos se calmarían y todo el agua volvería a su cauce.



La foto de la izquierda es de Marta Nebot, las otras dos de Ana Aznar. ¿Se parecen o no?

Mientras, en Londres, recogida con los suyos en sus fastuosa casita de 3 millones de euros, en el lujoso barrio de Chelsea, Ana Aznar vive el episodio sin el más mínimo interés, atenta a otros asuntos menos embarazosos. "¡Este papá, siempre dando la nota....!", parece que comentó al enterarse de la noticia. Y que razón tiene.

No hay comentarios: