miércoles, 18 de octubre de 2006

Corrupción urbanística en Madrid



El municipio deberá pagar miles de millones por hacer negocio con un suelo expropiado

El Tribunal Supremo ha castigado al Ayuntamiento de Madrid por hacer negocios lucrativos con suelos expropiados para fines de interés social. En una de las esquinas que forman la calle de Alcalá con la de los Hermanos García Noblejas, en Ciudad Lineal, el Ayuntamiento de Madrid expropió en 1969 unos terrenos, entonces ocupados por un negocio de venta de yeso, para levantar un centro cívico en el barrio...

Así comienza una información de El País fechada el 3 de junio de 1999, que muestra como la arbitrariedad y la falta de ética y de escrúpulos de los ayuntamientos en la gestión del suelo no es cosa de anteayer.
En el caso publicado por El País, se señala que la expropiación le costó al Ayuntamiento de Madrid algo más de 24 millones de pesetas, pero nunca llegó a utilizar el terreno, ni para fines sociales, ni para dotaciones de interés común, ni para ninguna cosa. Bueno, para una si, para especular con él.
El Ayuntamiento prefirió aprovechar la parcela para hacer un gran negocio. En 1991 la sacó a subasta con un precio tipo de 6.153 millones. Como no la vendía, la canjeó para saldar una deuda por valor de 3.700 millones de pesetas. Los beneficiarios, a su vez, y con las oportunas recalificaciones resueltas volvieron a especular y vendieron el solar por algo más de 5.000 millones de pesetas.
Finalmente, los antiguos propietarios ganaron el contencioso con el Ayuntamiento, que los tuvo que indemnizar con varios miles de millones de pesetas.
¿Quiénes se beneficiaron de la operación? ¿De dónde salió el dinero de la indemnización?
Por cierto, el alcalde en aquel momento era José María Álvarez del Manzano.

No hay comentarios: