viernes, 22 de septiembre de 2006

Negocio y mala conciencia
por Eduardo Madina

Desde los trágicos atentados del 11 de marzo en Madrid, la dirección política y mediática de la derecha española se ha lanzado a la construcción de una realidad propia sobre lo allí sucedido. Siguiendo la doctrina, amarilla y de negocio, de un periódico español y de la radio de los obispos, la parte de la dirección del Partido Popular que tenía responsabilidades de gobierno en aquellas fechas ha caído en la tentación de tratar de escribir la Historia. No respetan el sumario de la Audiencia Nacional, ni las investigaciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado ni las conclusiones de la Comisión de Investigación del 11-M del Congreso de los Diputados. Algo grave, en el interior de la derecha, hace que sus desvaríos estén orientados al desgaste de las instituciones políticas, judiciales y de seguridad ciudadana. Es decir, se han puesto a jugar con las cosas de comer, con los pilares centrales de la arquitectura del Estado. (seguir leyendo)
Más en elplural.com

No hay comentarios: