martes, 11 de julio de 2006

SIGUE LA MATRACA



La insistencia de Angel Acebes definiendo el proceso de negociación con ETA y socios de "proceso trampa", de "proceso ilegal" sólo puede ser entendido como un desesperado intento de que el fin del terrorismo en España y en Euskadi no se logre de una vez por todas. Una advertencia bienintencionada del PP sabemos que no es, puesto que de saber algo que el Gobierno desconoce se habrían sentado a la mesa para proponer métodos y posibles soluciones. A estas alturas denunciar que se está negociando con ETA resulta una soberana majadería: ¿Con quién pretende el PP que se negocie la paz, sino es con los que generan la guerra? La conclusión es que el PP no quiere el fin del terrorismo, sólo desea el fracaso del proceso y la derrota política del PSOE.

No hay comentarios: