domingo, 30 de julio de 2006

¡Miserables!



Anoche, misiles israelies alcanzaron un edificio en la ciudad de Qana en el Sur de Líbano, en el ataque más brutal y mortífero hasta el momento de los perpetrados por el ejército israelí.
El bombardeo, en estimaciones de urgencia de Cruz Roja ha causado al menos 60 muertos, de los cuales 37 eran niños.
Los fallecidos y heridos se habían refugiado en el sótano del inmueble precisamente para huir de las bombas israelíes.

No hay comentarios: