viernes, 21 de julio de 2006

Delirante guerra, delirante Blog

Leo en un delirante Blog realizado en El Cairo (Egipto) titulado Rantings of a Sandmonkey una visión pro israelita de la, llamémosla eufemísticamente, crisis de Oriente Medio. Su autor justifica su postura con argumentos demagógicos y simplistas. Creo que aquellos que están a favor de las maniobras de Israel, de la guerra y del tradicional posicionamiento de EE.UU subscribirán con toda seguridad la argumentación. No en vano el "mono delirante" que firma el post se declara "pro-USA, cabreado y extremadamente cínico", no sé si en sentido filosófico o en la acepción más peyorativa del término. Lo que es evidente es su defensa a ultranza de la desmesura del gobierno de Israel en sus ataques. Evidentemente no justifico la violencia salvaje de los radicales de Hezbollah, pero si critico a los defensores y propugnadores de la injusticia y a los impasibles que con su silencio legitimanan semejante abuso de poder.
El post, traducido, es el siguiente:


La guerra interminable

"Eso es lo que pienso: Esta es una guerra interminable. La batalla que nunca acaba, principalmente porque los israelies estan dispuestos a matar para seguir vivos y porque los árabes están dispuestos a morir para matar israelies. No creo que la Paz sea posible ya que harían falta elementos de acuerdo y un nivel de pérdidas aceptable. Israel alcanza siempre un nivel en el que las pérdidas son siempre inaceptables y sin embargo ellos pedirán la Paz. No cederán hacia nuestras posturas. Nuestras renuncias aceptables son ilimitadas mientras ganamos. Cuando la pérdida aceptable es la propia muerte, ¿cúal es el compromiso?

Los israelíes quieren destruir Hezbollah, pero no pueden, porque se trata de una cultura y de una nación. ¿Queremos destruir Hezbollah? Entonces tendremos que eliminar a cada persona que apoye a Hezbollah y a su ideología. Habría que eliminar a casi todo el Shia en Líbano. ¡Habría que empeñarse en hacer limpiezas étnicas, ¡PERO ÉSTO NO SE PUEDE HACER! Y como no se puede hacer, perderemos. Es inevitable. El arma para matar las ideas, es matar a cada uno de los que sostienen esas ideas. Pero como ésto no se puede hacer, las ideas permanecerán y ganarán. La causa permanecerá siempre viva. Los israelies puede que maten por Israel, pero los árabes mueren por la causa. Para Israel no hay ganancias. Sólo pérdidas." Egyptian Sandmonkey



No hay comentarios: