martes, 20 de junio de 2006

Propaganda delirante





Peperufo publica en su Blog un panfleto fechado en 1932, durante la II República por la CEDA. Bajo el título ¡Guerra al Estatuto catalán!, la derecha de entonces denunciaba, entre otras cosas, que el Estatuto que se tramitaba era discriminatorio para los que no fueran catalanes ya que les impediría ejercer cargos públicos en Cataluña, mientras que los catalanes si podrían hacerlo en el resto de España. Es curiosa la similitud de estilo con el otro pasquín que recogí ayer de un blog, redactado por el PP de Masquefa (Barcelona). En el pasquín de la CEDA de 1932 se manifiestaba lo siguiente:

* "En tanto que el intelectual, el obrero y el profesional castellanos, no podrán ejercer cargos en Cataluña, los catalanes podrán hacerlo en toda España. ¡Eso es el Estatuto catalán!

También aquel Estatuto pretendía obtener ventajas económicas en la financiación de Cataluña:
* "Mientras los contribuciones e impuestos, graven hasta el límite a los demás españoles, los catalanes, sonreirán magníficos ante nuestra muerte económica. ¡Eso es el Estatuto catalán!"

El pasquín llama al boicot a los productos catalanes:
* "¡Comerciantes! ¡Pueblo! Hasta no saber a qué ateneros no compréis productos catalanes".

La CEDA denuncia los privilegios económicos obtenidos por Cataluña en perjuicio de otras regiones españolas.
* "Mientras para Cataluña salieron millones y millones de pesetas y para esa región se dictaron leyes proteccionistas, Castilla sucumbía por falta de toda protección y auxilio".

E incita a los comercios a rechazar a los "viajantes catalanes".
* "En este comercio, no admitimos visita de viajantes catalanes o que representen casas catalanas, entretanto no sepamos el resultado de la discusión del Estatuto".

Por su parte, el panfleto del PP, de 2006, apela a la "desprotección" de la clase media catalana a la que el Estatut perjudica.
* "...La clase media queda totalmente desprotegida, explotada...abuso total, injusticia fiscal y represión total, porque somos los únicos que pagamos por todo y en caso de que no pagues ni una multa de tráfico te embragan las cuentas y te quitan hasta la casa."

El Partido Popular hace aquí gala de solidaridad con la "clase media". Más populistas que nunca se identifican con la mayoría social al englobar en el término clase media a todas las clases medias, que son muchas, frente a la clases alta y baja. Donde en 1932 la CEDA enfrentaba España a Cataluña, el PP en 2006 inventa un conflicto de clases.
Supongo que para el o los autores del panfleto
los más proclives al rechazo (y objetivo de su mensaje) serán los obreros y empleados llegados de la inmigración española del pasado siglo, de estatus social medio y por tanto el objetivo de sus mensajes catastrofistas -la clase media apelada-. Y los más favorables al Estatut será la clase acomodada -llamémosla burguesía- y los "más catalanes", por origen -si se puede utilizar la expresión-. Comparando ambos panfletos lo más reseñable es el empeño por convencer a los indecisos o indiferentes y a los desinformados, no con argumentos y datos constatables, sino con mentiras y fabulaciones catastrofistas como método persuasivo. En ambas exhortaciones se pretende convencer mediante el tono demagógico exagerado a modo de sermón dominical y mediante la oposición entre buenos y malos: españoles y catalanes, en un caso y "clase media" y "clase no media" en el otro. Como en los viejos tiempos.

1 comentario:

Alfonso dijo...

se llama centralismo puro y duro... ;-)
esl o unico que un sector del PP ha heredado de la CEDA...y ya es mala suerte que lo usen con tan poca cabeza.