jueves, 15 de junio de 2006

Cinco preguntas y una sola respuesta

1.
¿Hay alguien en España a quien beneficie que los atentados del 11-M de 2004 constituyan el tema del día todos los días de año, rechazando los resultados de las investigaciones, inventando a su antojo el desarrollo de los acontecimientos, creando confusión e incertidumbre a la opinión pública y afanándose enfermizamente por cambiar la historia?

2. ¿Hay alguien en España que tenga interés en proclamar a los cuatro vientos el "desgajamiento" del estado español con el firme propósito de desestabilizar el sistema democrático y sus instituciones acusando de "traición" a aquellos que apuestan por las libertades democráticas y por la igualdad?

3. ¿Hay alguien en España que desee la continuación del terrorismo de ETA y desprecie los esfuerzos de negociación de las parte afectadas desvinculándose de cualquier paso dado hacia adelante en aras de la paz y del fin de la violencia terrorista, con el simple fin de impedir o dificultar el posible éxito político del Gobierno?

4. ¿Hay alguien en España que desee más que nada en el mundo la vuelta a los modelos políticos del pasado más oscuro de este país?

5. ¿Hay alguien en España que se sirva los más rastreros medios a su alcance para llevar a cabo el peor, más vil y bellaco ejercicio de abyección al amparo del pío beneplácito de la Iglesia católica española, denostando y condenando a la hoguera inquisitorial a todo aquel que públicamente se manifieste contrario a su ideario o actúe de manera distinta a la por él marcada?

Conozco la respuesta a estas cinco preguntas. Si alguien no la sabe, puede preguntármelo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿El PP?

Anónimo dijo...

¡Premio!