jueves, 11 de mayo de 2006

...TONTOS MUY TONTOS



No hay tonto más tonto que aquel que, aún siendo tonto, se cree listo. ECR (Esquerra Republicana de Catalunya), partido clientelista y de vocación-profesión nacionalista mientras funcione el negocio, ha decidido dejar el Gobierno de Cataluña. Lo ha provocado al votar NO a la modificación del Estatut Català, según han dicho: porque sus bases en el partido así lo querían. Su jefe J. L. Carod-Rovira, un señor bajito, con bigote y aire de buena persona, se considera despreciado por el president Maragall y dice que echándoles del tripartito (esa antinatural alianza de enemigos políticos) se comete un "drástico error". Y es que en el mercado de los votos, el cliente siempre tiene la razón. Así las cosas, ahora serán las urnas quienes decidan en los próximos meses, tras el verano. Maragall anuncia elecciones anticipadas en la Comunidad catalana. Ya veremos quien ha errado en su decisión. Por lo pronto, los Consellers de ECR se van de vacaciones.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cataluña pagará las consecuencias de la ineptitud de ERC, y sus militantes y votantes se acordarán toda la vida de la oportunidad perdida. La avaricia rompe el saco.

Cris dijo...

Considero que hay que ser estúpido para promover, participar, decidir y finalmente renegar de tus propios propositos con el fin de demostrar que eres un radical caiga quien caiga... y si los catalanes son listos verán que nunca las cosas se consiguieron asi. Lo pagarán, a la larga lo pagarán... y como siempre a costa de debilitar a la izquierda que se quema y quema haciendo todo lo posible por integrarles en la labor democrática de conseguir las cosas vía negociación, vía consenso, vía talante... Así les luce el pelo toda la historia, que siempre acaban dandole la razón a sus peores enemigos, de hecho votan con ellos en el referendún, a ver como se reparten los votos. ¡Ellos sabrán!

Anónimo dijo...

Al final tendrán su nuevo Estatuto, todos tan contentos y Carod y compañía sacando pecho y beneficiándose de la mejora como el resto. Pero seguro que disimularan y pondrán cara de insatisfechos.