miércoles, 5 de abril de 2006


ESTABA EL SEÑOR DON GATO.
La canción.

Versión clásica

Estaba el Señor Don Gato (España)
Estaba el Señor Don Gato sentadito en su tejado,
MARRAMA-MIAU, MIAU, MIAU, sentadito en su tejado.
Ha recibido una carta que si quiere ser casado,
MARRAMA-MIAU, MIAU, MIAU, que si quiere ser casado.
Con una gatita blanca sobrina de un gato pardo,
MARRAMA-MIAU, MIAU, MIAU, sobrina de un gato pardo.
El gato con la alegría cayó del tejado abajo,
MARRAMA-MIAU, MIAU, MIAU, cayó del tejado abajo.
Se rompió siete costillas y la puntita del rabo,
MARRAMA-MIAU, MIAU, MIAU y la puntita del rabo.
Lo llevaron a enterrar a la plaza del mercado,
MARRAMA-MIAU, MIAU, MIAU, a la plaza del mercado.
Al olor de las sardinas el gato ha resucitado,
MARRAMA-MIAU, MIAU, MIAU, el gato ha resucitado.
Con razón dice la gente: "siete vidas tiene un gato",
MARRAMA-MIAU, MIAU, MIAU", siete vidas tiene un gato".


Tres versiones más

Versión de Catamarca (Catamarca, Argentina).
Estaba el señor don gato sentado en silla de oro,
usando medias de seda, zapatillas de mil pecado,
chaquetilla de sargento y muy bien abotonada,
sombrero de cuatro pelos, parecía un escribano.
Le vino la risa al gato, se cayó de silla abajo;
se quebró siete costillas y la punta de la cola. (...)

Versión de A Coruña (A Coruña, España).
Estando el señor don gato sentadito en el tejado,
le trajeron la noticia de que había de ser casado
con una gata montesa que tenía dos mil ducados.
El gato, con la alegría, cayó del tejado abajo;
rompió las siete costillas y también el espinazo;
mandó llamar los doctores y también al escribanopara,
para hacer el testamento de lo que tenía robado:
"Cien varas de longaniza, una perdiz y un pavo
y otras tantas de tocino por el gordo y el delgado."
Lo llevaron a enterrar a la Plaza del Pescado;
los gatos iban de luto y los ratones bailando.

Versión de Portugal.( Recogida por José Leite de Vasconcellos)
Eu bem vi o senhor D. gato em silhas d` ouro sentado,
vestindo meias de seda e sapatinho engraixado,
falando a uma gata preta para ser seu namorado.
Caiu de um telhado abaixo e quebrou a noz do rabo.
Mandou preparar um criado p`ra chamar um letrado,
para fazer testamento de quanto tinha roubado:
"Sete arrobas de presunto e outras tantas de pescado;
chouriços não tinham conta, de quanto andava escapado;
outras tantas rabanadas de trigo cozido"
foi o que deu ao letrado, do que tinha restituído.

Ver Blog de Don Gato.
Oir la música de Don Gato.

No hay comentarios: