sábado, 18 de marzo de 2006

El día después
El tiempo no acompañó la convocatoria del "macrobotellón"

El Comentario
El inconformismo y la necesidad de autoafirmación de los adolescentes y de los jóvenes se expresa en actos cívicos como el de anoche, simultaneado en casi todas las ciudades de España. Digo actos cívicos, pues lo son. Consideraciones aparte, en estos actos se relacionan personas que comparten, al menos la juventud y el deseo de convivir durante unas horas en un espacio realizando una actividad integradora y cohesionadora del grupo al que se consideran adscritos. Fundamentalmente, la juventud tiende al inconformismo y éste se manifiesta, como digo, rechazando en parte o en su totalidad los valores sociales imperantes y consensuados en el grupo social mayoritario. El mundo adulto, por tanto, supone una atadura hacia los jóvenes, y estos se liberan, de algún modo, ociosamente, con el "botellón", que no es otra cosa que la diversión a través de una actividad ampliamente sancionada por nuestra sociedad: alternar y conversar mientras se bebe. Padres e instituciones consienten ciertos comportamientos, los cuales se interiorizan de modo sistemático desde la infancia. Querer erradicarlos repentinamente, una vez que hemos advertido su peligrosidad no es tarea de dos días.
Conocemos las consecuencias del consumo del alcohol. Pero ésto no es de ahora. El botellón es la alternativa barata para emborracharse con los amigos. Si en vez de en la calle lo hicieran encerrados en un "garito" donde no se los viese ni oyese, nadie se habría llevado las manos a la cabeza. En torno a esta cuestión también hay oscuros intereses, ignorancia, hipocresía y muy mala leche. Indudablemente una de las motivaciones del joven inconformista y rebelde es su necesidad de definir su identidad individual y para ello necesita del grupo. La sociedad adulta, por su parte le ignora y no es consciente de su estatus de "casi adulto". Ante esta presión, el joven se rebela y no acepta las imposiciones. Sacar la policía a la calle es por encima de todo una provocación. Y el resultado de su presencia acaba siendo casi siempre en estos casos -máxime si hay alcohol de por medio- el enfrentamiento y los desordenes callejeros.
Enrique R.

TITULARES
Carga policial en Salamanca contra jóvenes exaltados botellón
El botellón de Barcelona acaba en altercado con decenas de ...
Crónica Botellón.- El 'macrobotellón' en Barcelona se salda con ...
La lluvia y la Policía aguaron el botellón en Madrid
1.500 jóvenes se congregaron en el botellón capitalino
El 'botellón' reúne a 25.000 jóvenes en Granada y es abortado ...
La lluvia aguó las copas en Andalucía, donde sólo 'triunfó' el ...
Medio centenar de atenciones sanitarias en 'botellón' de Granada
Empresarios Sevilla cuestionan zona botellón "con dinero público ...
Más de 2.000 jóvenes asisten en Valladolid al botellón anual ...
En Valencia participan 2.500 personas y unos 25 jóvenes son ...
La lluvia y el frío arredran a los jóvenes leoneses y convierten ...

No hay comentarios: