jueves, 16 de febrero de 2006





GREENPEACE INFORMA SOBRE LAS BASURAS



GREENPEACE ha elaborado un informe titulado 'La situación de las basuras en España' con los datos de 2003, últimos aportados por el Ministerio de Medio Ambiente. A tenor de los datos, cada año se genera más y más basura en España, cerca de 21 millones de toneladas de residuos urbanos, que es como se llama "técnicamente" a la mierda que fabricamos en las ciudades. Haciendo la media tocamos a casi 600 kilos por habitante al año, y eso con datos de 2003, ahora seguro que las cifras serán superiores. Existe un Plan Nacional de Residuos 2000-2006, según el cual el volumen que se genere durante el presente 2006 no deberá sobrepasar el del año 1996, que fue de 15 millones de toneladas. El éxito del Plan es evidente.


El 48,9% de las basuras es materia orgánica; el 18,5% papel; el 11,7% plástico y el 7,6% vidrio. Según el Ministerio de Medio Ambiente se recicla algo más del 35% de las basuras, pero GREENPEACE denuncia que de esa cantidad un 89% se rechazan en las plantas de reciclaje y acaban enterradas o incineradas.
Conclusión: "El fuerte crecimiento de los residuos que generamos, y el hecho de que casi el 90% de las basuras no se recuperen, demuestra que todas las medidas que se han tomado hasta ahora son ineficaces. Si no cambiamos el modelo, será difícil luego encontrar una solución" Lo dice Sara del Río, responsable de la campaña de Tóxicos de Greenpeace.


Informe Greenpeace:
La situación de las basuras en España









Un año de Kioto

Ya han pasado 12 meses desde que entró en vigor el protocolo de Kioto, la mejor herramienta política que tenemos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir así los efectos del cambio climático. Un éxito que se reforzó en diciembre con el acuerdo de los países firmantes para continuar disminuyendo sus emisiones después de 2012, fecha límite de los objetivos actuales.

El tabajo de Greenpeace ha sido vital para lograr esta victoria, pero aún queda mucho trabajo por hacer:
- España excede por lo menos en un 30% la emisión de gases permitida por el protocolo de Kioto.
- No hay una apuesta clara por las energías renovables, a pesar de que el informe de Greenpeace ‘Renovables 2050’ demuestra que España podría abastecer su demanda eléctrica en 2050 más de 50 veces únicamente con este tipo de energías.

- Tanto las centrales nucleares (por su peligrosidad), como las centrales térmicas de combustibles fósiles (por sus efectos directos sobre el cambio climático), deben dar lugar a nuevas fuentes de energía.

No hay comentarios: