viernes, 3 de febrero de 2006

CUARTETO SEGUNDO

Atraviesas con saña mi pupila,
los ojos bien cerrados, por ventura,
intuyo de tu mirada la dulzura
que sin quererlo me hiere y me mutila.

Largo y lento, el caminar cansado,
seguido por tu presencia alentadora
que de saberte cerca ya me azora
y me transmuda al universo amado.

Sentir que oscura pasas a mi lado
y ni siquiera oirte decir nada,
cruel destino de suerte malhadada
haber vivido sin sentirme amado.

Muero y renazco permanentemente,
que a tu arrogancia no cedo todavía,
de la flaqueza fluye mi energía
pues a la vida me aferro simplemente.

1 comentario:

Nina dijo...

"Atraviesas con saña mi pupila,
los ojos bien cerrados, por ventura,
intuyo de tu mirada la dulzura
que sin quererlo me hiere y me mutila."
Enrique

Belo! Belíssimo!
Bjos,
Nina :)