miércoles, 22 de febrero de 2006

Cuarteto

Reabriendo la memoria a la nostalgia,
el tiempo viendo pasar siempre deprisa,
siento el dolor profundo que divisa,
el pesar que me alcanza en la distancia.

Las ferreas convicciones que un día fueron
severos equilibrios en un hilo,
cayeron demolidos con sigilo,
sin llenar la esperanza en que nacieron.

En mi vagar ausente busco un rumbo,
que no me hurte el presente de mi nombre,
mas quiero renovar mi alma pobre
con la ilusión de sentirme de este mundo.

Desengañado percibo con anhelo
de tu nombre las letras musicales
y en el callado silencio de mis males
huyo por más no herirte con mi celo.

No hay comentarios: